Campaña de los pobres

Los reporteros pueden registrar aquí para la conferencia de prensa 10A ET del viernes

Contacto: Fe Morris | [correo electrónico protegido]  | 312-813-6965

               Marta Waggoner | [correo electrónico protegido] 

¿Por qué? Desafiar y presionar para cambiar la inmoral, escandalosa y continua negativa a actuar y abordar la devastación sistémica que azota 140 millones de pobres y de bajos salarios estadounidenses (43% de los adultos y 52% de los niños) por todo el caucus republicano y algunos demócratas, todos respaldados por una ideología impulsada por las ganancias para unos pocos. 

Junto virtualmente con personas pobres, trabajadores de bajos salarios, líderes religiosos, 200 organizaciones asociadas, comités coordinadores de 45 estados, economistas y defensores del derecho al voto, la Campaña de los Pobres: Un Llamado Nacional para el Renacimiento Moral anunciará planes para una Campaña Masiva de Pobres y Asamblea de Trabajadores de Bajos Salarios y Marcha Moral en Washington y hacia las Urnas—18 de junio de 2022.  

Se transmitirá en vivo una conferencia de prensa a las 10A ET el viernes 14 de enero. Los reporteros pueden registrar aquí y el programa se transmitirá en vivo aquí. 

Debe haber una Tercera Reconstrucción en América. Debemos, en la tradición moral no violenta, poner cara al dolor que está causando el obstruccionismo y cambiar la narrativa moral, construir poder y lugar ante la nación y la agenda y el camino a seguir que se niega a aceptar las mentiras de la escasez y lo constitucionalmente inconsistente. política moralmente indefendible, políticamente insensible y económicamente insensata que estamos presenciando hoy. 

Cuando golpeó COVID, las cosas empeoraron para quienes sufrían la desigualdad en Estados Unidos. Los trabajadores pobres y de bajos salarios fueron los primeros obligados a ir a trabajar, los primeros en enfermarse y los primeros en morir. multimillonarios hechos más de $ 2 billones en los primeros 20 meses de COVID, mientras 8 millones más cayeron en la pobreza. Se entregaron billones de dólares a corporaciones con fines de lucro, algunas sin siquiera pasar por el Congreso. 

Antes de que el COVID expusiera las fisuras de la pobreza y el racismo, un esperpento 250,000 personas al año (700 al día) murió de pobreza, no por escasez de recursos o ideas progresistas, sino por escasez de conciencia moral Antes de COVID, millones estaban innecesariamente sin atención médica y sin un salario mínimo digno en la nación más rica en la historia del mundo.

Antes de COVID, los derechos de voto habían estado bajo ataque desde la decisión de 2013 del condado de Shelby contra Holder; antes de COVID, millones de personas no tenían seguro o tenían seguro insuficiente; antes de COVID, gastábamos más de 53 centavos de cada dólar discrecional en la economía de guerra. La política del amor y la justicia ya nos exigía a nosotros como nación cambiar.

Luego, COVID golpeó y expuso de manera flagrante las fisuras del racismo sistémico y la pobreza aún más. Sin embargo, debido al obstruccionismo absoluto de los republicanos extremistas de McConnell en el Senado y al gradualismo de los llamados moderados como los senadores Manchin y Sinema, el Congreso no ha podido aprobar ni siquiera un paso de respuesta atenuado ($1.9 billones en 10 años) para invertir en la mejora de los 140 millones de personas pobres y de bajos ingresos en esta nación. Estas mismas fuerzas se niegan a aprobar la Ley para el Pueblo o la Ley de Avance de los Derechos Electorales, escondiéndose detrás del obstruccionismo racista no constitucional e históricamente regresivo.   

Es por eso que las personas pobres y de bajos recursos (que representan el 30 % del electorado y el 45 % en los estados en disputa) han decidido intensificar y envalentonar su protesta, alcance y organización para cambiar la narrativa moral en esta nación. Este momento exige una acción generacionalmente transformadora. Los organizadores insisten en que no podemos volver a la normalidad anterior al COVID. Debemos aprovechar esta oportunidad para crear un país que funcione para todos nosotros.

En 2020, el PPC: NCMR pudo tener una asamblea masiva en línea durante COVID. Más de 2.7 millones de personas se presentaron en línea. Los líderes de la campaña ahora han declarado que “lo que se hizo en línea debe suceder en las calles”. Debemos llamar la atención de una nación rehén de las mentiras sobre la escasez, la avaricia corporativa y la supresión de votantes. 

Los defensores, en representación de muchos otros, que hablarán en la conferencia de prensa incluirán representantes de SEIU, Fight for $15, Unite Here, Black Voters Matter y MoveOn. Los líderes religiosos incluyen a la Rev. Terri Hord Owens, Ministra General y Presidenta de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo); Jim Winkler, presidente del Consejo Nacional de Iglesias; Rev. Dra. Susan Frederick Gray, Presidenta, Asociación Unitaria Universalista; y el rabino Jonah Pesner, director del Centro de Acción Religiosa del Judaísmo Reformista.  

Representantes que presentaron la Tercera reconstrucción: Poner fin a la pobreza y la baja riqueza desde abajo ha respondido al llamado de un movimiento de masas, junto con varios otros. La Tercera Reconstrucción es una resolución de la Cámara con más de 30 co-firmantes.

El destacado economista Dr. Jeffrey Sachs, Director del Centro para el Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia, con un grupo de economistas, se unirá a nosotros para compartir análisis económicos en apoyo del PPC:NCMR. En marzo, se publicará un estudio comisionado conjunto para presentar los hallazgos relacionados con el trato económico y político inequitativo de los pobres que continúa amenazando el futuro de nuestra democracia. 

“La Asamblea Masiva de Trabajadores Pobres y Trabajadores de Bajos Salarios y la Marcha Moral en Washington ya las Urnas no es solo un día de acción. Esta es una declaración de un movimiento moral continuo, comprometido, no violento, que dice la verdad, multirracial e interreligioso. 1) Cambiaremos la narrativa moral, 2) Construiremos y movilizaremos el poder de voto político, y 3) Elaboraremos políticas reales para abordar completamente la pobreza y la baja riqueza desde abajo hacia arriba y proteger y expandir los derechos de voto y la infraestructura fundamental de nuestra democracia”. dijo el obispo William J. Barber II, D.Min. y la Rev. Dra. Liz Theoharis, copresidentas nacionales de la Campaña de los Pobres. 

Estados Unidos debe abordar simultáneamente el racismo sistémico, la pobreza sistémica, la negación de atención médica, la devastación ecológica, la economía de guerra y la narrativa moral distorsionada del nacionalismo religioso y la supremacía blanca con una agenda de movimiento que reúna a negros, blancos, latinos, asiáticos y nativos americanos: personas de cada raza, credo, color, región, sexualidad, unidas por una agenda de fusión moral y activismo y análisis moral no violento a largo plazo informados por nuestros valores constitucionales y religiosos más profundos.

El obispo Barber es presidente de Repairers of the Breach, y el reverendo Dr. Theoharis es director del Centro Kairos para Religiones, Derechos y Justicia Social. Los Reparadores de la Brecha y el Centro Kairos son los copatrocinadores y organizaciones ancla de la Campaña de los Pobres: Un Llamado Nacional para el Renacimiento Moral.