Campaña de los pobres

Nuestra política ya no debe culpar a los pobres por su pobreza: obispo Barber 

Contacto: Martha Waggoner | [correo electrónico protegido]

Cientos de personas pobres y de bajos recursos marcharon por Wall Street, coreando "si no lo conseguimos, ciérrenlo" y portando pancartas mientras la Campaña de los Pobres llevó su Gira de Movilización al corazón del capitalismo el lunes. 

La Marcha Moral en Wall Street, encabezada por el  campaña de los pobres de nueva york, comenzó en el Museo del Indio Americano y pasó por la Bolsa de Valores de Nueva York antes de terminar en Trinity Church Wall Street para una reunión masiva donde hablaron las personas afectadas y los líderes religiosos. La NYPPC invitó a los copresidentes de la Campaña de los Pobres: Un Llamado Nacional para el Renacimiento Moral – El obispo William J. Barber II y la reverenda Dra. Liz Theoharis - hablar. 

“Estamos aquí para decirle a la bolsa de valores y a Wall Street que dejen de comerciar con nuestras vidas, que queremos salarios dignos, atención médica, aire limpio y derecho al voto”. dijo el reverendo Dr. Theoharis, que vive en la ciudad de Nueva York, durante la marcha. “¡Y los queremos ahora! Y si no los conseguimos, lo cerraremos”. 

Kelly Smith, tripresidenta del NYPPC, dijo en la reunión que fue llamada a este trabajo hace unos cuatro años, cuando se sintió abrumada por la preocupación por las luchas en su familia, comunidad, ciudad, estado y nación, como una falta de atención médica y, más recientemente, los desalojos de personas de los campamentos para personas sin hogar en la ciudad de Nueva York. 

“Me preocupo por mi hijo. Me preocupa que pueda encontrar un salario digno. Me preocupa que viva en un mundo donde su piel negra se valora menos que mi piel blanca”. ella dijo. “Y podría preocuparme y preocuparme y preocuparme y retorcerme las manos. O podría ponerme de pie. Podría hablar. Podría pelear. Rev. Barber, ha significado mucho para mí cuando dijo que si supiera que este era su último aliento, ¿qué haría? … Bueno, nos vamos a poner de pie. Vamos a hablar. Y nos vamos a movilizar para el 18 de junio en Washington, DC” 

Junto con la NYPPC, representantes de campañas de Maine, Massachusetts, Vermont y Rhode Island se unieron a la marcha y manifestación como parte de una parada de la Gira de Movilización en el camino a la Asamblea masiva de trabajadores pobres y de bajos salarios y marcha moral en Washington y hacia las urnas

“Tenemos que hacer esto (18 de junio) porque nuestra política está atrapada en las mentiras de la escasez y las mentiras de la escasez para mantener vivas las mentiras de la economía del goteo y las mentiras del neoliberalismo, que excluyen a la gente. La falsa narrativa del nacionalismo cristiano, el racismo, el militarismo y la devastación climática”, dijo el obispo Barber. 

Tienes un lío. Este tipo de política nos enfrenta entre nosotros, culpa a los pobres por su pobreza a pesar de que vivimos en medio de la abundancia. Y sabemos que la pobreza no es tanto una elección personal como una consecuencia política de las políticas. Tenemos los recursos para satisfacer las necesidades de todos. Lo único de lo que no tenemos suficiente es la conciencia moral y la voluntad de hacer lo correcto. Y ese es nuestro trabajo: cambiar la narrativa moral de esta nación”, dijo. 

(Foto de Steve Pavey/Campaña de la Gente Pobre/Reparadores de la Brecha/Centro Kairos) 

Los líderes religiosos que representan diferentes tradiciones también hablaron en Trinity Church Wall Street, explicando por qué se están movilizando para la asamblea y marcha del 18 de junio. Trinity Church Wall Street es una iglesia histórica, con su edificio actual (el tercero) construido entre 1839 y 1846. En 2020, otorgó más de $24 millones en subvenciones, con un enfoque en organizaciones que trabajan con inmigrantes indocumentados, inmigrantes indocumentados, violencia doméstica sobrevivientes, familias sin hogar y adultos y jóvenes anteriormente encarcelados. La concesión de subvenciones de 2020 casi triplicó las subvenciones de la ciudad de Nueva York desde 2019. 

El programa se puede ver aquí. 

La pobreza no es una elección personal sino una elección política e incluso antes de la COVID, estas políticas mataban y lastimaban a las personas, con 250,000 mueren de pobreza cada año en los EE.UU. La acción llamó la atención sobre las necesidades de los 8.6 millones de personas pobres y de bajos ingresos en el estado y los 140 millones de personas a nivel nacional que eran pobres o de bajos ingresos antes de COVID.  

volney gordon, que ha estado sin hogar durante 15 años desde que fue expulsado de la ciudad de Nueva York y que ahora vive en Washington, Vermont, dijo que “se convirtió en un experto en la pobreza en estas mismas calles, a la sombra de la riqueza obscena y en medio de las sedes de instituciones que, habiendo construido su riqueza sobre las espaldas de nuestra clase, han librado un guerra total contra esas mismas personas. 

“La clase dominante no quiere que hagamos estrategias a través de las líneas de división porque nuestra fuerza, la fuerza de la clase trabajadora, los pobres, es lo que impulsa esta máquina”, dijo Gordon, sobreviviente de cáncer de hígado, en declaraciones preparadas. 

Brenda Temple, una trabajadora de bajos salarios que vive en viviendas públicas en la ciudad de Nueva York, dijo que es parte de una campaña para exigir que el alcalde Eric Adams detenga la privatización de viviendas públicas y permita que los residentes administren los desarrollos.  

“La privatización de la vivienda pública acaba con la vivienda pública” ella dijo en comentarios preparados. “Esto no es nada menos que un ataque a los pobres. “Necesitamos viviendas decentes, asequibles para los más de 140 millones de estadounidenses que no podemos permitirnos vivir en nuestro propio país. … Exigimos vivienda pública digna. Exigimos gestionar nuestros propios hogares. Exigimos más democracia. “

Stephanie Heslop, quien ayudó a liderar el esfuerzo de sindicalización en un Starbucks en Ithaca, dijo que vive de cheque en cheque. 

“Es nuestro trabajo lo que ha convertido a Starbucks en la empresa multimillonaria que es y todo lo que pedimos es lo que nos merecemos”. ella dijo. “A cambio, nos han recibido amenazas, hostigamientos, recortes de horas e incluso algunos trabajadores han sido despedidos. La empresa está usando la riqueza masiva que han hecho con nuestro trabajo para tratar de evitar que ejerzamos nuestro derecho fundamental a sindicalizarnos, y eso me parece profundamente vergonzoso, pero también me da esperanza, porque a pesar de todo eso todavía estamos victorioso. Nuestra solidaridad es más fuerte que sus riquezas mal habidas. Y si podemos hacerlo, si los trabajadores de Amazon en Staten Island pueden hacerlo, ¡entonces otros trabajadores también pueden hacerlo!”. 

OTRAS VOCES 

Jennifer E. Cuffee-Wilson de Shinnecock/Montauk Nation dijo que su comunidad vive en Long Island, una de las partes más ricas del país: 

“Estamos rodeados de nada más que multimillonarios. Y uno de los multimillonarios es (el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg y Bloomberg tuvieron el descaro de ir a la televisión nacional y decirles que la nación india de Shinnecock es desastrosa) y que necesitan ayuda. 

“Bueno, ¿nos están ayudando a saber? No, pero tiene una casa ahí fuera. Está viviendo en tierras robadas”.

Pamela Poniatowski, tripresidenta, Campaña de los Pobres de Rhode Island

“No sabía que más del 70% de los hogares con miembros discapacitados que viven por debajo del umbral de la pobreza no reciben asistencia federal para la vivienda. Pero ahora lo sé porque estuve esperando una vivienda durante tres años y parece que soy uno de los afortunados, solo esperé tres años por una vivienda.

“Todavía hay millones de personas esperando una vivienda, solo mire a su alrededor. Podemos verlos en todos los estados. Es desgarrador y hay 140 millones de personas que están a solo una emergencia de perderlo todo. La lista de espera para vivienda en cualquier lugar es de años. ¿Qué se espera que hagamos durante esos años?”

Josh Kaupilla de Maine, pobre, gay, anteriormente sin hogar 

“Crecí con esa vergüenza de políticos, figuras públicas y familiares. Aunque desearía que esos días hubieran pasado, sé de primera mano cómo estas ideas dividen a las familias y evitan que las personas pobres reconozcan su interés compartido. ¿Cuánto tiempo más nos queda para empezar de nuevo, para correr, para enfrentar la indigencia, la adicción, las situaciones de abuso; con la estabilidad, pertenencia y seguridad tan a menudo fuera de alcance?

“La verdad es que su narrativa moral distorsionada es lo que está profundizando el sufrimiento en nuestro país y haciéndonos menos seguros. División es lo que ELLOS buscan, entonces lo que tenemos que hacer es unirnos”.

Amy Tai de Massachusetts

“La mayoría de las noches me despierto con el corazón acelerado porque no puedo imaginar qué tipo de futuro tendrá o no tendrá mi hijo de 16 años debido a la devastación climática. He pasado innumerables horas trabajando para ayudar a amigos que están al borde de la falta de vivienda. Lloro todos los días porque veo el costo del racismo en mis seres queridos. Lloro todos los días porque soy testigo de la injusticia y la violencia cometida contra los pobres, los negros, los morenos y los indígenas, en nuestro país, es desgarrador. Yo mismo he experimentado personalmente la violencia contra los asiáticos y es aterrador”.