Campaña de los pobres

El ministro de Alabama pregunta: '¿Por qué es demasiado pedir satisfacer las necesidades humanas básicas de todas las personas?'

Contacto: Martha Waggoner | [correo electrónico protegido] 

Alabama the Beautiful no es tan hermoso para los 2.1 millones de residentes que son pobres o de bajos ingresos, dijeron los oradores durante la primera parada del Tour de Movilización de la Campaña de los Pobres que también cubrió otros tres estados del sur. 

La primera parada de La asamblea masiva de trabajadores pobres y de bajos salarios y la marcha moral en Washington y hacia las urnas La gira de movilización se llevó a cabo el lunes por la noche con oradores de Alabama, Georgia, Florida y Mississippi que se ven afectados directamente por la política de violencia del Congreso de los Estados Unidos. 

Los líderes religiosos y los artistas también se unieron al programa, que se puede ver aquí

En “Alabama the Beautiful”, los legisladores estatales se negaron a expandir Medicaid, a pesar de que siete de cada 10 residentes lo apoyan, dijeron Rev. Carolyn Foster, tripresidenta de la Campaña de los Pobres de Alabama.

Repitió el eslogan del estado mientras enumeraba otras estadísticas, entre ellas que 

Alabama es uno de los tres estados que todavía grava los comestibles, lo que ejerce presión sobre los presupuestos ya ajustados de las familias pobres y de bajos ingresos.

“Es por eso que nos estamos movilizando y organizando hacia la Asamblea y la Marcha Moral de los Pobres y los Trabajadores de Bajos Ingresos en Washington y hacia las Urnas el 18 de junio.th”, dijo el reverendo Foster. “Estamos unidos para luchar contra la pobreza sistémica y el racismo sistémico y para exigir justicia y dignidad para todos los habitantes de Alabama”.

Con la asamblea, “no solo vamos a maldecir la oscuridad”, dijo Obispo William J. Barber II, copresidente de la Campaña de los Pobres: Un Llamado Nacional para el Renacimiento Moral. “Vamos a presentar una agenda. Y no se trata de mendigar, América. Se trata de ayudar a Estados Unidos a comprender que si quieres ser, si quieres existir, ya no se trata de que una fiesta pueda ser… ¿puede ser Estados Unidos? ¿Puede ella ser lo que ha dicho en el papel? Esa es la pregunta. … Este es el movimiento que le está diciendo a Estados Unidos, sálvate de esta realidad adversa. Esto no tiene que ser”. 

Una de las personas más jóvenes que habló también brindó un poco de historia. 

Elliott Smith, codirector de participación estudiantil y juvenil de Repairers of the Breach, y el PPC:NCMR, apeló a su legado como tatara-tatara-tatara-sobrino nieto de Robert Smalls y sobrino bisnieto de Amelia Boynton, quienes ayudaron a avanzar en la Primera Reconstrucción de finales del siglo XIX y la Segunda Reconstrucción de mediados del siglo XX.  

“Con los recientes reveses legislativos y presenciando el retroceso extremo y el obstruccionismo de Manchin, Sinema y 50 senadores republicanos, estoy aquí hoy para decir que no tenemos tiempo para aliviar el acelerador o ceder”, dijo Smith. 

Amelia y Sam Boyton “Estuvieron registrando votantes y organizándose en Selma Alabama durante más de cuatro décadas en medio de la intimidación y la violencia racial”, dijo. “Y cada vez que se enfrentaron no solo con violencia sino también con derrotas legislativas, no se dieron por vencidos, no transigieron y no se quedaron fuera. No esperaron hasta el próximo ciclo electoral para retomar el trabajo: continuaron movilizándose, organizándose, registrándose y educando hasta que la conciencia de esta nación fue sacudida”.

Rev. Dra. Liz Theoharis, copresidenta del PPC:NCMR, dijo que durante años, las personas en el movimiento “han estado haciendo sonar la alarma sobre las emergencias del racismo sistémico, la pobreza, la devastación ecológica, el militarismo y la falsa narrativa del nacionalismo religioso. Hemos estado ofreciendo soluciones, impulsando nuestra agenda, tomando acción directa juntos.

“Y en esta tarde, en este día de amor, estamos reunidos:

  • para demostrar el poder de las personas pobres y afectadas que se unen y exigen que este país cambie para mejor. 
  • pedir una redistribución radical del poder político y económico, una revolución de los valores morales.
  • construir el poder para promulgar todas nuestras demandas.
  • Y para levantarnos juntos y movilizar, organizar, registrar, educar, empoderar e involucrar a las personas para que participen y se presenten el 18 de junio.th por la Asamblea de Trabajadores de Pobres y Trabajadores de Bajos Ingresos y la Marcha Moral en Washington y hacia las Urnas”.

Todos los estados que se unen al programa de los lunes sufren de alta pobreza, supresión de votantes, negación de atención médica y la falta de salario mínimo vital: 

PLI=pobreza/bajos ingresos

EstadoPLI-Números brutosIPL – %NegraLatinxBlanco
Alabama2,169,84845%59% o 762,00064% o 141,00037% o 1.1 millones
Georgia4,684,52045%58% o 26 millones70% o 38 millones35% o 66 millones
Florida9,848,44947%66% o 2 millones63% o 3.3 millones39% o 4.3 millones
Misisipi1,380,18848%65% o 708,00066% o 54,00039% o 649,000

Pero las personas pobres y de bajos ingresos en estos estados también votaron en altos porcentajes en las elecciones presidenciales de 2020: Alabama, 44%; florida, 45%; y Georgia, 37%. Las cifras no estaban disponibles para Mississippi en el momento de el estudio mayo 2021. 

Debido a COVID, esta parada y la próxima, programada para el 28 de febrero para Texas, Oklahoma, Louisiana, Kansas y Arkansas, son virtuales. Otras paradas en persona en la gira son: Madison, Wisconsin y la ciudad de Nueva York en marzo; Raleigh, Carolina del Norte, Cleveland y Filadelfia en abril y Los Ángeles, Memphis y el Delta del Mississippi en mayo.

Obispa Teresa E. Jefferson-Snorton, presidenta de la junta directiva del Consejo Nacional de Iglesias y obispa presidenta, Quinto Distrito Episcopal, Iglesia CME, señaló que mientras se levantan las voces de las personas pobres y de bajos ingresos, “todavía vemos poca acción para aliviar el dolor, la angustia y el sufrimiento de tantos en un país de abundancia. Sí, debemos hacer más, debemos alzar la voz, debemos exigir ser escuchados, debemos asegurarnos de que los más pequeños sean atendidos”.

El director ejecutivo de la asamblea del 18 de junio, Rev. Dr. Alvin O'Neal Jackson, dijo que es hora de que el país reconozca tanto el sufrimiento como el poder de sus 140 millones de personas pobres y de bajos ingresos. 

“Estamos en camino en nombre del amor, la justicia y la verdad como un movimiento moral para hacer la nación: Míranos, rostros y realidades. Escúchanos, nuestro dolor y agenda. Y sentirnos: nuestra autoridad moral y votos”, dijo. 

Al igual que Alabama, Florida no ha ampliado Medicaid. Sarah Brummet del PPC de Florida dijo que por eso ella y su esposo no tienen seguro médico. Ninguno ha tenido un chequeo médico en siete años. Pero se sienten afortunados porque tienen un hogar y una familia que puede ayudarlos en ocasiones. 

“Otros en Florida y el sur en general no tienen tanta suerte”, dijo. “Muchos luchan incluso más que nosotros. … Este sistema nos enseña a culparnos a nosotros mismos, a volvernos unos contra otros, que nuestra pobreza es una elección individual, una falla moral. Pero este sistema está mal”.

La reverenda Julie Conrady, ministra asentada de la Iglesia Unitaria Universalista de Birmingham preguntó: “¿Por qué es demasiado pedir satisfacer las necesidades humanas básicas de todas las personas?” 

“Vamos a DC para pedir responsabilidad a nuestros líderes, para decir que la desigualdad de riqueza existe y nos perjudica a todos. Queremos responsabilidad por la brecha salarial cada vez mayor y un salario digno garantizado. Cuando votamos por estas personas, lo hicimos porque prometieron trabajar en esta discrepancia y responsabilizar a los ricos.

“Únase a nosotros en Washington, DC. el 18 de junio. Hagamos oír nuestra voz”.

COMENTARIOS DE OTROS ORADORES: 

Rabino Mark Peilen de Gadsden, Alabama dijo que la tradición judía “aborda el tema de cómo se puede mantener la sociedad sin caer en un caos total. Insiste en que el 'contrato social' no puede existir sin justicia, verdad y paz. Este es un llamado de atención para que las comunidades conduzcan sus asuntos con justicia social”. 

Emilee Johnson del PPC de Mississippi Dijo que quiso enfatizar que “esa explotación no tiene color ni partido. Estoy aquí como sobreviviente del tráfico sexual, anteriormente encarcelado, viviendo una recuperación a largo plazo de la adicción a las drogas y soy un trabajador de bajos salarios. … Me he enfrentado a muchos desafíos en mi vida debido a un sistema fallido en el estado de Mississippi que tiene una larga historia de castigar a los pobres mientras recompensa a la clase adinerada corrupta. Estoy con la Campaña de los Pobres porque necesitamos desesperadamente esta Tercera Reconstrucción. 

Kareemah Hanifa del PPC de Georgia habló sobre la importancia de devolver el derecho al voto a las personas que han estado tras las rejas: “Las personas más pobres de este país están anteriormente encarceladas y, literalmente, no tienen representación. Porque no puedes votar, no tienes voz”.

Frank Barragán de la Coalición de Alabama para la Justicia de los Inmigrantes dijo que estaba cansado de escuchar promesas sobre Build Back Better: “Escucho estas palabras, BBB, tienen una gran cantidad de dinero que va a ayudar, o afirman que va a ayudar a todos, hablamos sobre control climático, infraestructura, guardería, muchas otras cosas diferentes, que no se están moviendo. en cualquier sitio. Todo lo que están haciendo es tratar de decirnos lo que queremos escuchar, o creen que queremos escuchar, estamos cansados ​​de eso.

Rev. Pamela Andrews con Power Up People y Florida PPC: 

“A la edad de 13 años, me convertí en ama de llaves y ganaba $3.25 por hora. Cuarenta años después, tenemos un salario mínimo de $8.67 la hora. Me dices, 40 años después, que la gente no merece más de $5 y algún cambio o un aumento. No estaremos callados. Estamos en camino, el 18 de junio, a Washington. Estamos allí para tener un impacto en la política. La política afecta a todos, desde lo urbano hasta lo rural”.