Campaña de los pobres

9 de septiembre de 2020

El aspirante al Senado de los Estados Unidos, Cal Cunningham, respondió a las prioridades políticas de la Campaña de los Pobres durante un ayuntamiento, diciendo que apoya un salario digno, atención médica para todos y la restauración de la Ley de Derechos Electorales.

Cunningham, el demócrata que desafía al senador actual republicano Thom Tillis, dijo que apoya varias medidas para mejorar la pobreza en Carolina del Norte y el país, incluido un salario mínimo de $ 15 la hora; Expansión de Medicaid y expansión de un crédito tributario por ingresos del trabajo.

Habló durante el primero de varios ayuntamientos del Senado que la Campaña de los Pobres patrocina en estados clave. Tillis no respondió a los numerosos intentos que hizo la Campaña de los Pobres para llegar a él, sino que optó por no abordar las preguntas directamente de las personas pobres y de bajos ingresos.

“Este problema de pobreza y escasez de riqueza no es un problema marginal”, dijo el Rev. Dr. William J. Barber II, copresidente de la Campaña de los Pobres: Un Llamado Nacional para el Renacimiento Moral. “No es un problema solo para un grupo de personas. Es un problema para Carolina del Norte. Es un lugar donde tenemos que considerar profundamente lo que significa ser y no parecer cuando se trata de cuidar a toda nuestra gente ”.

Los ayuntamientos siguen a la publicación de un estudio de la Campaña de los Pobres, realizado por un investigador de la Universidad de Columbia, que muestra un pequeño aumento en el número de pobres y de bajos ingresos que pueden cambiar el cálculo político de la nación.

“Servir significa asegurarse de que las voces de los que se quedaron fuera y las voces de los que se quedaron atrás finalmente se escuchen en los pasillos del Senado de los Estados Unidos”, dijo Cunningham a las miles de personas que se unieron al ayuntamiento en línea.

Tres personas afectadas interrogaron a Cunningham, y les siguieron preguntas de los copresidentes de la campaña, Barber y la Rev. Dra. Liz Theoharis.

Las tres personas afectadas que hicieron preguntas son Lelania Wince, de 47 años, de Asheville, una madre que se queda en casa y tiene cinco hijos cuya familia vive del salario de su esposo como maestra; Seth Washington, estudiante de último año de la Universidad Estatal NC A&T en Greensboro, quien está luchando contra el gerrymandering; y Claudia Diaz de Burlington, quien llegó a Estados Unidos a los 7 años como una inmigrante indocumentada de México que solo después de muchos años pudo obtener la ciudadanía, y quien dijo que su hijo fue interrogado durante mucho tiempo cuando votó por primera vez el año pasado.

“Para los 4.5 millones de personas que viven en la pobreza en Carolina del Norte, ¿qué tipo de políticas van a intentar promulgar para ayudar a personas como nosotros? La gente vive apenas semana a semana, mes a mes. ¿Y no tiene seguro médico y realmente apenas sobrevive? " Preguntó Wince.

Cunningham respondió que apoya la expansión tanto del impuesto sobre la renta del trabajo como del crédito tributario por hijos para que proporcione a las familias elegibles $ 300 al mes por cada hijo.

Cunningham también criticó la “ley de supresión de monstruos” que la legislatura de Carolina del Norte aprobó cuando Tillis era el presidente de la Cámara de Representantes y fue revocada por un tribunal federal. Dijo que apoya la restauración de la Ley de Derechos Electorales en su totalidad.

En 2013, la Corte Suprema de los Estados Unidos anuló una parte de la ley conocida como “autorización previa”, que requería que algunos estados obtuvieran permiso federal antes de cambiar la administración de sus elecciones. El Senado de los Estados Unidos se ha negado a actuar sobre un proyecto de ley para restaurar ese requisito.

“Es corrupción. Doblan las reglas, hacen trampa para intentar ganar ". Cunningham dijo. “¿Y por qué intentan ganar? Mantener el poder. ¿Y qué hacen con ese poder? Aprueban leyes que benefician a los estadounidenses más ricos, las corporaciones más grandes. Y es la respuesta incorrecta para Estados Unidos. Es la respuesta incorrecta para Carolina del Norte ".

También se refirió a la respuesta nacional al COVID-19, señalando el efecto desproporcionado en las personas de color, ya que es más probable que tengan trabajos esenciales que les obliguen a trabajar y menos probabilidades de tener seguro médico.

“Tenemos que tener una respuesta nacional sólida (a COVID-19) para aquellos que tienen más probabilidades de estar en riesgo, que probablemente perdieron un trabajo, (que) necesitan asistencia por desempleo hoy”, dijo.

La Campaña de los Pobres no es partidista, pero se centra en el cambio de políticas y la construcción de poder entre las personas pobres de bajos ingresos en torno a una agenda que se eleva desde abajo.


Contacto: Martha Waggoner | martha@poorpeoplescampaign.org


La Campaña de los Pobres: Un Llamado Nacional para el Renacimiento Moral, está construyendo un amplio y profundo movimiento de fusión moral arraigado en el liderazgo de los pobres para unir a nuestro país de abajo hacia arriba. Exigimos que los dos partidos políticos principales aborden las injusticias entrelazadas del racismo sistémico, la pobreza, la devastación ecológica, el militarismo y la narrativa moral distorsionada del nacionalismo religioso. Nuestra agenda actualizada, Una agenda de política moral para sanar a América: la plataforma del jubileo de los pobres, aborda estos problemas.