Campaña de los pobres

1 de septiembre de 2020

Una madre soltera de tres hijos de Kentucky que enfrenta un posible desalojo le dijo a miles de personas que se reunieron en línea para una Marcha Moral Nacional de la Campaña de los Pobres en McConnell que deben exigir que el líder de la mayoría del Senado actúe para que millones de personas no sean expulsadas de su hogares. 

Larree Coomer de Lexington, Kentucky, quien tenía tres trabajos antes del COVID-19 y ahora está desempleado, habló el lunes en la quinta marcha nacional del lunes moral sobre McConnell. Las acciones han atraído a cientos de miles de espectadores y han provocado que miles de personas cierren las líneas telefónicas de McConnell en las oficinas de Washington, DC y Kentucky. 

Están exigiendo un proyecto de ley de estímulo COVID-19 justo que condone el alquiler y las hipotecas; prohíbe cortes de agua y energía; extiende las prestaciones por desempleo y amplía la atención médica, entre otros cambios que elevarían la 140 millones de estadounidenses que eran pobres y de bajos ingresos - el 43% del país - incluso antes de la pandemia.  

“Piense en mí, piense en todas las madres solteras que están tratando de lograrlo”, dijo Coomer mientras le pedía a la gente que llamara a las oficinas de McConnell. “Se trata estrictamente de los tres bebés que dependen de mí. … Hay miles de mí. Hay personas que ni siquiera tienen los recursos que yo tengo ”.

Con una factura de electricidad de $ 700 colgando de su refrigerador, Coomer enfrenta la posibilidad de ser desalojada incluso mientras intenta localizar dos cheques de desempleo faltantes y alimentar a sus tres hijos. 

McConnell debe actuar, dijo, "antes de que tengamos estos bebés aquí en estas calles", dijo. 

Otros oradores fueron el Rev. Dr. William J. Barber II y la Rev. Dr. Liz Theoharis, los copresidentes de la Campaña de los Pobres: Un Llamado Nacional para el Renacimiento Moral, junto con el actor y activista Mark Ruffalo. 

También hablaron Tayna Fogle, activista de la Campaña de los Pobres en Kentucky; Ginny Ramsey, directora del Centro de Acción Católica en Lexington, Kentucky; Art Crosby, director ejecutivo del Consejo de Vivienda Justa de Lexington; Kenia Alcocer, copresidenta de la Campaña de los Pobres de California; Sierra Ramirez de DC Tenants Union; Paul Johnson de Massachusetts Homeless Union; y Crystal Sanchez, presidenta de Sacramento Homeless Union. 

El plan de Instituto Aspen estimó a principios de agosto que de 30 a 40 millones de inquilinos en los EE. UU. podrían ser desalojados porque perdieron sus trabajos durante la pandemia. 

Alcocer dijo que se espera que pague 1200 dólares de alquiler atrasado el martes y luego establezca un plan de pago para el resto de lo que debe y su alquiler en el futuro. 

“Durante esta pandemia, queremos dar prioridad a nuestras necesidades: la comida, no el alquiler. Medicina, no renta. Nuestra capacidad de sobrevivir, no de alquilar ”, dijo Alcocer. ''

Pagar el alquiler "significa no poner un galón de leche en la mesa para nuestros hijos", dijo. "Pagar el alquiler significa que personas como yo, que somos diabéticos, no pueden pagar nuestra insulina".

Durante cinco semanas, la Campaña de los Pobres se ha centrado en la mezquindad, la miseria y el caos de McConnell, exigiendo que permita una votación en el Senado sobre un proyecto de ley de estímulo justo que ayude a todas las personas y no a las corporaciones. 

“You cannot criticize Trump without criticizing McConnell,” said Rev. Barber, president of Repairers of the Breach, based in Goldsboro, North Carolina.  “You cannot talk about what Trump has done without talking about what McConnell has done.”

Ruffalo dijo que no cree que los estadounidenses comprendan el "muro de sufrimiento" que enfrenta el país, ya que millones de personas podrían verse obligadas a vivir en las calles. 

“Ahora estamos ante la mayor y más devastadora crisis de salud pública en la historia de nuestro país, que ha llevado a la mayor crisis económica en la historia de nuestro país”, dijo. “Y con nuestro liderazgo, tenemos a un hombre, Mitch McConnell, que en broma se llama a sí mismo la Parca como una réplica a su forma abyecta e irresponsable de lidiar con los problemas que tiene el país al negarse siquiera a hablar sobre los problemas que están sucediendo. hoy."

People like McConnell “don’t like to be exposed,” Rev. Barber said. “They like to hide under the ugliness of other people. And today, we’re focusing on what McConnel has done in being so regressive in public policy and sometimes so just an obstruction that he is No. 1 when it comes to why so many people are facing eviction.”

La reverenda Theoharis, quien ha estado sin hogar en su vida, dijo que el país tiene los recursos para acabar con la falta de hogar. 

En cambio, McConnell usa su poder para intimidar, dijo el reverendo Theoharis, director de Kairos: el Centro de Religiones, Derechos y Justicia Social en la ciudad de Nueva York. 

“The Senate could suspend rent payments and evictions,”  Rev. Theoharis said. “It could extend unemployment benefits and raise wages. It could expand health care and build a jobless program that builds new housing and infrastructure. But instead, Mitch McConnell and the Senate see people only for what you can get out of them.” 

Crosby y Ramsey abordaron los desalojos en Lexington, Kentucky, que continúan a pesar de las garantías de políticos y jueces de que se había establecido una moratoria. 

La corte de desalojo comenzó el 24 de agosto, dijo Crosby, con 53 personas programadas para una audiencia de una hora. “La gente tenía menos de un minuto por artículo para decir por qué deberían quedarse en sus hogares”, dijo. 

Ramsey said the government “could be responding to the people who are losing their homes. We are talking about our brothers and sisters — a 72-year-old woman whose husband is dying of COVID, a mother with seven children who has never had to ask for help is about to be on the street.”

Johnson said the country can expect “a tidal wave of homelessness as these eviction moratoriums come off and the general economy goes. There’s going to be no recovery for some time.”


Contacto: Martha Waggoner | mwaggoner@breachrepairers.org


The Poor People’s Campaign: A National Call for Moral  Revival, is building a broad and deep moral fusion movement rooted in the leadership of poor people to unite our country from the bottom up. We demand that both major political parties address the interlocking injustices of systemic racism, poverty, ecological devastation, militarism and the distorted moral narrative of religious nationalism. Nuestra agenda actualizada, Una agenda de política moral para sanar a América: la plataforma del jubileo de los pobres, aborda estos problemas.